The art of living's yes! Course is unlike any other that ive seen or attended to since i can remember. It sounds weird at first but its difference lies on the fact that it teaches you on how to be happy. See? I told you, it may sound strange at first. It gives you the tools and knowledge to reach that 100% you want to get out of every second, every moment and experience. I personally have changed the way i see things and by making this inner transformation i slowly began to observe how the environment changed as well; you start seeing love where you only saw hate, and hope where you could only make out failure. I strongly recommend it to anyone willing to make a change and ready to start a truly fullfilling life. Jgd!


Tomé el curso hace 2 años porque mi familia me obligó a hacerlo, hoy ya hace tiempo que me convertí en instructor de cursos RAS y hago mis practicas a diario. Después de tomarlo por primera vez empecé a involucrarme con el grupo cada vez más, conociendo amigos nuevos y preocupandome por su bienestar. Aunque al principio eramos pocos con el tiempo el sangha empezó a caminar cada vez  con  más fuerza y nuevos chicos con gran potencial de liderazgo se sumaron en poco tiempo. Fué entonces, que el grupo ya estaba consolidado y la oportunidad de tener un YES2 me habia dado el impulso, que decidí que queria hacer algo más; convertirme en instructor RAS. La intención fué todo lo que hizo falta, fuí primero y único en Ámerica aunque por muy poco ya que con migo empezaron a llegar mas teachers en edad de YES!. Mi primer curso del lado del sillón se dió en un hogar de niños, la experiencia fué hermosa, el vínculo que se genera, la gracia que fluye, todas las barreras que se rompen... Es algo difícil de explicar con palabras. También estuve dando arte de vivir cursos en Villa La Angostura, una ciudad afectada por la erupción volcánica, en un viaje que llegó a cambiar mi vida.
Hoy sigo participando, compartiendo, jugando y disfrutando gracias a esto. Muchísimas gracias!!!!!!!!!
Hari. 
 





Leave a Reply.